Los enigmas de la pintura de Piero della Francesca en Toscana

Piero della Francesca es “uno de los grandes”, muy adelantado en su tiempo; sus obras contienen símbolos y mensajes que fascinan a quién logra adentrarse. En la región toscana se encuentran algunas de sus obras maestras. He seguido sus huellas, y me ha dejado perpleja.

 

Merece la pena visitar el pueblo donde nació Piero della Francesca: Sansepolcro y contemplar alguno de sus frescos en el museo cívico de Sansepolcro:  el Políptico de la Misericordia (Polittico della Madonna della Misericordia y la fantástica obra de La Resurrección de Cristo (La Resurrezione) donde se muestra a un Jesucristo atlético y muy atento.

Además, en Sansepolcro, se encuentra el museo de los laboratorios Aboca con exposiciones de herbología natural: un recorrido a lo largo de 12 salas que exponen la historia de las plantas medicinales y la salud a lo largo de los siglos.  Cuenta con una biblioteca sobre botánica con unos 2500 volúmenes de alquimia, farmacopea, ciencias naturales y recetas antiguas. Disponible a estudios bajo petición previa.

A pocos kms en Monterchi, pueblo de nacimiento de la madre de Piero, se encuentra una de sus obras más majestuosas:  la Virgen del Parto (la Madonna del Parto): su luz, sus colores delicados, su perspectiva, su simetría y “belleza de campesina” ponen de manifiesto la grandeza de Piero. Como nota curiosa, las mujeres en "estado de buena esperanza" entran gratis.

Continuamos en Arezzo, donde los frescos de la Cappela Bacci (Capilla Bacci) en la Basílica di San Francesco detallan la Legenda de la Vera Cruz (Leggenda della Vera Croce). Se puede apreciar la primera escena nocturna de la historia italiana en el “Sueño de Constantino”.

Siempre en Arezzo, acercarse a la catedral donde se encuentra su pintura La Magdalenade belleza profana y de una extraordinaria naturalidad y modernidad.

En Florencia en la Galería de los Uffizi contemplamos el díptico, pintado por ambas caras, con los retratos de perfil casi geométricos del matrimonio: Los Duques de Urbino tan amigos de Piero. Se trata de uno de los primeros retratos renacentistas y donde se pone de manifiesto la union de estilo italiano y flamenca. Podemos apreciar la famosa nariz del Duque de Montefeltro y no por ello dejar de contemplar el increible detalle de las joyas de la duquesa.

Si al final de la experiencia os apetece compartirla será un verdadero placer.

Mónica G del Canal


 

 

La Madonna del Parto

Otros Posts